Ya de vuelta…

Se acabó lo bueno… en fin. No hay nada que no pueda arreglar una taza de té. Os animamos a llevar a cabo esos proyectos que se os han ocurrido durante las vacaciones: cambio de trabajo, apuntaros al gimnasio, cambios en vuestra casa, un nuevo curso de algo interesante… Nosotros hemos traído algunos nuevos tés para animaros en vuestro  momento del té: té rojo con anís y regaliz, té verde con cúrcuma, rooibos chai y té negro especial desayuno.

Esperamos que  la vuelta de vacaciones os resulte fácil y tranquila.

Saludos cordiales,

Infusionaté

 

Anuncios

LA BEBIDA DEL VERANO: TÉ FRÍO

Verano y refresco son dos palabras que van unidas. El té frío o helado es de las bebidas más saludables. Es una opción sana, natural y muy refrescante. Ideal para los calurosos días de verano.

MODO DE PREPARACIÓN DEL TÉ FRÍO

Infusión normal: Realiza la infusión de la forma habitual fíltralo y déjalo enfriar antes de meterlo en la nevera.

Infusión concentrada: Prepara la infusión de la forma habitual pero en menor cantidad de agua, 5-6 cucharadas de té para una taza de agua caliente (33cl).
Una vez filtrada, añadir al concentrado de té 1 litro de agua bien fría y listo !

Maceración: Pon en una jarra la cantidad de té o rooibos necesarios (4-5 cucharitas pequeñas por litro), rellénala con agua del tiempo. Deja la jarra macerar en la nevera toda la noche (8-10 horas). Fíltralo y ¡listo para tomar durante todo el día!

¿QUÉ TÉS SE PUEDEN HACER EN FRÍO?

Son ideales los tés afrutados y con menta, el rooibos y las infusiones de frutas (que están riquísimas en frío) y las pueden disfrutar toda la familia.

Té Negro: Chocolate-naranja, Piña Colada.
Té Blanco: Té Tokyo, Crema de Naranja o Piña y Fresa.
Té Verde: Lima japonesa, Moruno, Mango Indica, Chai, Cereza de Japón.
Té Rojo: Naranja, Piña Colada, Silueta, Limón y menta, Mango, Canela-Limón
Rooibos: Limón, Exótico, Fresa y Mango, Naranja…
Infusiones: Frutas del bosque, Maracuya o Piña Colada.

¡BEBE TÉ, MEJORARÁS TU SALUD Y TE SENTIRÁS MUCHO MEJOR!

TRUCOS
– Utiliza tu té favorito para preparar cubitos y añadirlos a la infusión para mantener su sabor o combínalos con otras variedades de té.

– Sírvete el té en una copa escarchada, sumergiéndola en agua o en el propio té y ponla en el congelador 15 minutos.

– Añade a tu té frío hierbabuena fresca, rodajas de limón o de naranja o
trocitos de fruta fresca o congelada.

– Si te gusta el té con azúcar, añádelo cuando el té esté caliente aún.

– Prueba tu té con hielo: haciendo la infusión concentrada y añáde hielo
directamente o prueba a añadir hielo picado y tendrás un granizado de té.

RECETAS

Cocktail de Té

Prepara 1 litro de té verde lima japonesa frío. Añadir una copa de vodka (10 cl)
y 4 cucharadas de azúcar. Mezclar. Servir en una copa, decorada con una cáscara de limón.

Té frío de limón

Preparar 1 litro con 8 cucharaditas de té negro Ceylan o English Breakfast.

Añadir 3-4 cucharadas de azúcar y el zumo de un limón. Adornar con rodajas
de limón. Enfriar y añadir hielo para tomar muy frío.
Batido de Bombón Naranja.
Mezclar medio litro de agua mineral y medio litro de leche. Infusionar 8
cucharitas de té negro de chocolate-naranja durante 4 minutos. Filtrar, dejar
enfriar y añadir cubitos al gusto. Se puede añadir azúcar.